Ese dolor que muchos pacientes experimentan al momento de comer, tomar algo frio o con el roce del aire sobre las superficies de los dientes, se conoce como Sensibilidad Dental.

El paciente lo percibe como una sensación de corriente que pasa a través del diente y ocurre al perderse progresivamente el grosor de la capa que recubre la corona del diente (Esmalte); por debajo de ella se encuentra la capa que rodea directamente al nervio (Dentina), ella se caracteriza por poseer gran cantidad de canales que van desde su parte más externa hacia el interior del nervio dental.

Al reducirse el espesor de esmalte, estos canalículos de la dentina comienzan aquedar desprotegidos y se establece una conexión directa entre la pulpa dental y el exterior de la estructura, lo que permite que cualquier cambio térmico o ciertos comestibles produzcan estímulos dolorosos en el diente.

 

¿Qué puede causar la Sensibilidad Dental?

 

  1. Desplazamiento de la encía hacia la raíz del diente por las fuerzas excesivas y en sentido horizontal que se aplican durante el cepillado dental o por enfermedad periodontal.

 

  1. El uso de cremas dentales o productos para blanqueamiento dental (carbón activado, bicarbonato entre otros) que se distribuyen comercialmente y que son agentes abrasivos que rayan y desgastan el esmalte dental.

 

  1. El consumo de bebidas ácidas (jugo de limón, agua carbonatada entre otras) produce erosión o desgaste de tipo químico de la capa más superficial del diente y por consiguiente la exposición dela dentina.

 

  1. El rechinamiento de los dientes no solo ocasiona desgaste en las superficies de los dientes que contactan excesivamente, sino que también produce lesiones a nivel de los cuellos de las piezas dentales y fracturas que igualmente comprometen la dentina.

 

Recomendaciones para evitar la Sensibilidad Dental

Lo primero que se debe hacer al sentir éstas molestias en los dientes es descubrir la causa, para esto es necesario atenderse con un profesional de la salud bucal en primera instancia, el cual puede orientarle en cuanto al origen y el método más adecuado para calmar el dolor. En cualquiera de los casos anteriores, el odontólogo puede recomendarle:

 

  • Utilizar un cepillo dental de cerdas suaves y mejorar la técnica de cepillado con el fin de evitar la retracción de las encías. Del mismo modo evitar el uso de productos para blanqueamiento que no sean indicados por su odontólogo y que puedan generar abrasiones en el diente.

 

  • Cambiar su crema dental convencional por una que esté formulada especialmente para ayudar a reducir la sensibilidad o con altas concentraciones de flúor para fortalecer las áreas que han perdido esmalte. Así como cepillar sus dientes sin mojar antes el cepillo, sólo a expensas de su saliva para lograr la mayor efectividad de éstas cremas dentales.

 

  • Aplicar barnices con contenido de flúor en las áreas más sensibles para ayudar a fortalecer el diente o en su defecto realizar una restauración que repare las áreas de esmalte perdido.

 

 

 

 

 

 

Share This
WhatsApp chat Chatea con Nosotros por WhatsApp