El cepillado dental es una acción que tiene como objetivo la eliminación mecánica de la placa bacteriana, es decir de los restos de alimentos que se quedan adheridos a las superficies de nuestros dientes.

Por lo mencionado anteriormente este hábito es uno de los métodos más eficaces para prevenir las lesiones de caries dental, ya que deja a las bacterias sin alimento para poder crecer y desarrollarse.

Debe formar parte del aseo diario personal; la frecuencia ideal debe ser de 3 veces cada d ía, sin embargo el ritmo de vida actual a veces, no lo permite, consecuentemente lo mínimo aceptado para no desarrollar lesiones serían 2 veces al día.

LA MEJOR TÉCNICA… Aunque puede sonar decepcionante, realmente no existe una receta mágica, las técnicas pueden ser modificadas al gusto y comodidad de cada paciente, pero aquí están algunas recomendaciones importantes:

  1. Cepilla correctamente las caras externas de todos tus dientes y muelas
  2. Es muy importante seguir un orden y que sea el mismo siempre para no olvidar ningún espacio
  3. Cepilla las caras internas de todos los dientes y muelas, es decir la parte que se encuentra hacia el paladar (arriba) y hacia la lengua (abajo)
  4. El movimiento del cepillo debe ir desde lo rojo (encía) hacia lo blanco (diente)
  5. Cepilla bien las caras que muerden siempre con movimiento de adelante hacia atrás o circular
  6.  Cepilla suavemente tu lengua de atrás hacia adelante

 

Nuestros especialistas practicarán contigo la técnica de cepillado en el consultorio

para que seas un máster en cepillado dental

Comments: 0
Leave a Comment

Smilede Design Verificación de personas *