ES IMPORTANTE SABER QUE….

  • Los cuidados de Higiene Bucal son responsabilidad de los padres o cuidadores del Recién Nacido. Puede ser que al inicio la manipulación de la zona de la boca le resulte incomoda al bebé, sin embargo, después se irá acostumbrando. Para realizar esta actividad se recomienda iniciar con caricias alrededor de los labios y poco a poco avanzar con la manipulación dentro de la boca, de esta manera el niño no se sentirá agredido.
  • Psicológicamente esto ayuda a que el bebé sienta su boca limpia al igual que lo hace con otras partes de su cuerpo y evita que a futuro presente rechazo al cepillado dental ya que será un hábito que esa zona sea higienizada. Además cuando asista a una consulta odontológica, le resultará familiar que alguien explore su boca.

¿CÓMO REALIZO LA HIGIENE?

Primero es importante que la higiene bucal se realice con un material suave y de textura agradable para el bebé, por ejemplo, una tela tipo toalla o franela, también se puede utilizar gasas.

Después la frecuencia es un punto que debemos tener presente. La higiene durante los primeros 6 meses, es decir, hasta que aproximadamente erupcionen sus dientes, debe ser únicamente por las noches, antes de que el bebé tome su siesta más duradera.  Si realizamos la limpieza en exceso eso puede conllevar a la colonización de hongos, ya que alteramos la flora bacteriana normal de defensa del pequeño.

Y por último, no se requiere el uso de pasta dental en esta etapa. Para que la experiencia sea más agradable y no lesionar las encías del bebé por la fricción, podemos utilizar líquidos que humecten el material de higiene, como por ejemplo puede ser utilizada agua hervida, o en algunos casos si la madre está de acuerdo se pueden utilizar aguas aromáticas para que el sabor sea agradable y el bebé disfrute de este momento.

 

 

No olvides que cualquier duda siempre es mejor asesorarse con los mejores especialistas en el área. 

 

 

 

Comments: 0
Leave a Comment

Smilede Design Verificación de personas *