En la primera consulta odontológica es muy importante que su especialista obtenga todos los datos relevantes acerca de su historial médico y odontológico debido a que en la etapa del embarazo se requieren cuidados especiales o aparecen condiciones de las que ya hablaremos más adelante que precisan de mucha atención.

Para obtener mejores resultados en su atención, es fundamental que su dentista conozca los nombres y cómo contactar a los doctores que se encuentran a cargo de su desarrollo pre-natal. En caso de que existiera la necesidad, el odontólogo se comunicará con ellos para brindarle un servicio integral.

Después de esta breve entrevista, el siguiente paso es sentarse en el sillón dental para proceder a un examen de cabeza, cuello y boca. Lo primordial que debe tener en cuenta es su comodidad el momento de pasar al sillón, ya que a medida que su embarazo avanza y su pancita aumenta de tamaño podría tornarse incómodo estar recostada como usualmente debe ser. Sin embargo, si su odontólogo está preparado, lo ideal es colocar una almohada que permita elevar ligeramente su cadera, así se sentirá cómoda y segura durante la atención.

En caso de presentar alguna condición sistémica que requiera mayor atención, antes de pasar al sillón o realizar cualquier intervención, es importante que el odontólogo y/o su auxiliar monitoreen los signos vitales como, presión sanguínea, frecuencia cardíaca y de respiración, nivel de glucosa, entre otros.

Se habla mucho del tiempo ideal durante el embarazo para realizar un tratamiento odontológico, y de acuerdo a varios estudios, el segundo trimestre se considera el más cómodo y seguro para realizar cualquier procedimiento.

Las intervenciones de tipo preventivo como profilaxis, aplicaciones de flúor o sellantes no son dañinas para la futura mamá o el bebé en desarrollo. 

Comments: 0
Leave a Comment

Smilede Design Verificación de personas *