• Durante la etapa del embarazo, la mujer y su entorno familiar sufren cambios y adaptaciones, por lo tanto, es una época ideal para establecer hábitos de higiene oral que serán copiados a futuro por el bebé. Además mantener una salud oral óptima es un factor que determina la llegada de un bebé saludable.
  • Estudios actuales han demostrado que cuando las madres padecen de enfermedades asociadas a los dientes o encías, el riesgo de que el bebé nazca prematuro o con bajo peso es mayor, es decir, si la salud oral de la madre es buena, disminuye factores de riesgo para su hijo.
  • Cuando el embarazo es planificado, lo mejor sería realizar una consulta odontológica antes de la gestación, ya que de esta manera se podrían realizar todos los tratamientos de ser necesarios y evitar complicaciones durante el embarazo.
  • Sin embargo, si no se realizó la cita antes aún está a tiempo. Durante el período pre-natal su ginecólogo enviará exámenes médicos y de laboratorio para garantizar que el bebé se desarrolle en un medio saludable; lo mismo ocurre en el campo dental, siendo necesaria e indispensable una atención odontológica tan pronto se conozca del estado de embarazo.
Comments: 0
Leave a Comment

Smilede Design Verificación de personas *